Nueva Versión Internacional

Libro y capítulo:   Daniel 10

1En el tercer año del reinado de Ciro de Persia, Daniel tuvo una visión acerca de un gran ejército. El mensaje era verdadero, y Daniel, que también se llamaba Beltsasar, pudo comprender su significado en la visión.
2"En aquella ocasión yo, Daniel, pasé tres semanas como si estuviera de luto.
3En todo ese tiempo no comí nada especial, ni probé carne ni vino, ni usé ningún perfume.
4El día veinticuatro del mes primero, mientras me encontraba yo a la orilla del gran río Tigris,
5levanté los ojos y vi ante mí a un hombre vestido de lino, con un cinturón del oro más refinado.
6Su cuerpo brillaba como el topacio, y su rostro resplandecía como el relámpago; sus ojos eran dos antorchas encendidas, y sus brazos y piernas parecían de bronce bruñido; su voz resonaba como el eco de una multitud.
7"Yo, Daniel, fui el único que tuvo esta visión. Los que estaban conmigo, aunque no vieron nada, se asustaron y corrieron a esconderse.
8Nadie se quedó conmigo cuando tuve esta gran visión. Las fuerzas me abandonaron, palideció mi rostro, y me sentí totalmente desvalido.
9Fue entonces cuando oí que aquel hombre me hablaba. Mientras lo oía, caí en un profundo sueño, de cara al suelo.
10En ese momento una mano me agarró, me puso sobre mis manos y rodillas,
11y me dijo: Levántate, Daniel, pues he sido enviado a verte. Tú eres muy apreciado, así que presta atención a lo que voy a decirte. "En cuanto aquel hombre me habló, tembloroso me puse de pie.
12Entonces me dijo: No tengas miedo, Daniel. Tu petición fue escuchada desde el primer día en que te propusiste ganar entendimiento y humillarte ante tu Dios. En respuesta a ella estoy aquí.
13Durante veintiún días el príncipe de Persia se me opuso, así que acudió en mi ayuda Miguel, uno de los príncipes de primer rango. Y me quedé allí, con los reyes de Persia.
14Pero ahora he venido a explicarte lo que va a suceder con tu pueblo en el futuro, pues la visión tiene que ver con el porvenir.
15"Mientras aquel hombre me decía esto, yo me incliné de cara al suelo y guardé silencio.
16Entonces alguien con aspecto humano me tocó los labios, y yo los abrí y comencé a hablar. Y le dije a quien había estado hablando conmigo: Señor, por causa de esta visión me siento muy angustiado y sin fuerzas.
17¿Cómo es posible que yo, que soy tu siervo, hable contigo? ¡Las fuerzas me han abandonado, y apenas puedo respirar!
18"Una vez más, el de aspecto humano me tocó y me infundió fuerzas,
19al tiempo que me decía: ¡La paz sea contigo, hombre altamente estimado! ¡Cobra ánimo, no tengas miedo! "Mientras él me hablaba, yo fui recobrando el ánimo y le dije: Ya que me has reanimado, ¡háblame, Señor!
20Y me dijo: ¿Sabes por qué he venido a verte? Pues porque debo volver a pelear contra el príncipe de Persia. Y cuando termine de luchar con él, hará su aparición el príncipe de Grecia.
21Pero antes de eso, te diré lo que está escrito en el libro de la verdad. En mi lucha contra ellos, sólo cuento con el apoyo de Miguel, el capitán de ustedes.
Biblia online
"Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia" (2 Ti 3:16)
BIBLIA ONLINE
Biblia online
BIBLIA EN AUDIO
Biblia en audio




Warning: mysql_close() expects parameter 1 to be resource, null given in /home/biblia/public_html/contador.php on line 134